Conozcan el proceso de fabricación de las viguetas pretensadas - Grupo Compre

Conozcan el proceso de fabricación de las viguetas pretensadas

Viguetas prefabricadas

En Grupo Compre contamos con dos plantas en las que se fabrican dos tipos de viguetas prefabricadas: pretensadas y de alma abierta. Las viguetas pretensadas se compone de cemento, arena, grava y agua y se utiliza especialmente para el peso de carga del edificio.

¿En qué consisten?

Es importante que conozcan qué son este tipo de viguetas prefabricadas para que puedan ahorrar dinero en la construcción. Se trata de un elemento constructivo que se fabrica con base en hormigón y posee una estructura prismática. Su característica más notable es que, antes de hormigonar, se somete a tensiones aplicadas a través de su armadura de acero. Tales esfuerzos de compresión se introducen de manera regulada y se logran con el uso de tendones de acero de gran resistencia, que pueden acompañarse por cordones, alambres o barras.

La finalidad de su fabricación es introducir esfuerzos orientados en sentido inverso a los que se producirán en la obra. Mediante la distensión presenta el anclaje al concreto con la resistencia correcta. Hay básicamente dos tipos de viguetas pretensadas:

  • Se trata de un ejemplar capaz de resistir de forma independiente los esfuerzos a los que se somete en el forjado, sin requerir la intervención del hormigón vertido.
  • Es necesario el apuntalamiento para ejecutar el forzado. El nivel de este requerimiento estructural se determina por las cargas predeterminadas de pretensado y la cuantía de acero usado para su creación.

El tipo elegido y la longitud de estas viguetas prefabricadas varían según las necesidades del proyecto. Sin importar el caso, su función es proporcionar soporte a las cargas estructurales del forjado y transmitirlas hasta los apoyos. Cabe agregar que se usan especialmente en dinteles de puertas y ventanas, correas de naves industriales y forjados sanitarios.

Viguetas prefabricadas

¿Cómo se fabrican?

Su proceso de fabricación no es uniforme debido a los fabricantes utilizan distintas maquinarias y proceso, además, depende la mano de obra y presupuesto de las empresas, sin embargo, pueden mencionarse las siguientes generalidades:

  • Limpieza y preparación del molde. En esta etapa se limpia el molde antes de aplicar el desmoldante, ya que es importante que no haya polvo o residuos que dañen el acabado de estas viguetas. Es importante señalar que el desmoldante se prepara y aplica comúnmente con un aspersor conforme las fichas técnicas de los usuarios. Para esta fase y las restantes del proceso se utilizan controles y equipos de seguridad como guantes.
  • Corte del acero longitudinal de la vigueta. El acero es cortado conforme la longitud del largo de la mesa junto con las puntas en cada extremo para que el acero pueda anclarse y tensarse. Las puntas adicionales son de 1 m.
  • Colocación del acero y separadores. Consiste en la colocación de acero en los moldes y posteriormente se hace pasar el acero por los agujeros de los separadores y se coloca en cada línea de los moldes. Los separadores se distribuyen en pares a lo largo de la mesa de molde y la distancia en los pares varía según la longitud de la vigueta. Entre los separadores se pone una tapa para que el concreto no acceda, aunque en algunos casos no se requiere, ya que la vigueta es cortada a la longitud deseada con una máquina de corte.
  • Anclaje del alambre. Tras colocar el acero en los separadores, atraviesan los agujeros de la plancha de anclaje y se aseguran con barriletes y cuñas para fijar el acero y tensarlo sin problemas.
  • Tensado del acero. Se utiliza un equipo eléctrico para tensarlo, ya sea una bomba o gato hidráulico y el proceso puede ser eléctrico o manual. Los alambres se tensan a la misma presión.
  • Concreto para la vigueta pretensada. Se necesita una resistencia de F’c de 350 kg/cm2 para la vigueta de concreto. La resistencia del concreto es crucial para que el elemento se comporte adecuadamente, sin embargo, puede variar según el tipo de agregado y la calidad. Es importante que se tomen muestras para medir la resistencia en un laboratorio.
  • Vaciado del concreto. El hormigón tiene que distribuirse de manera uniforme a lo largo de la mesa y posteriormente puede usarse una pala para distribuirlo en las áreas donde haya mayor acumulación.
  • Vibrado del concreto, acabado y colocación de ganchos. Para un óptimo proceso debe colocarse el vibrador de forma vertical en el concreto y retirarlo lentamente cuando se presenta un flujo de agua en la superficie del concreto. Las dimensiones de la cabeza del vibrador tienen que ser adecuadas para sumergirla en el fondo del molde. El vibrado es crucial e influye en el acabado de la vigueta y la resistencia final de concreto. Posteriormente se aplica el acabado con una regla, se eliminan los sobrantes del material y se colocan los ganchos de forma manual para trasladar las viguetas prefabricadas.
  • Destensado del acero y corte. Cuando el concreto adquiere la resistencia del diseño se realiza la liberación del acero. Para ello se afloja el acero en los extremos y se corta desde el centro de la mesa hacia los extremos.
  • Habilitación. Tras cortar el acero tensado, se produce un brazo de palanca con una barra de acero para desmoldar la vigueta mediante los ganchos.
  • Acarreo y almacenaje. Por último, las viguetas que tengan los peraltes, longitudes y resistencias necesarios se cargan con una grúa o manualmente y se llevan al sitio de almacén para ser estibadas en paquetes de piezas con longitudes similares.

Algunos suelen confundir las vigas postensadas con los ejemplares pretensados, que se usan en la losa de vigueta y bovedilla. Si bien tienen el proceso de hormigonado en común, se realiza de forma distinta para cada caso.

  • Vigas postensadas. El hormigonado se realiza previamente, de modo que se disponen diversos conductos para alojar a las armaduras, que se sujetan a la viga cuando el hormigonado está listo.
  • Vigas pretensadas. El hormigonado se efectúa después de tensar las armaduras y la fuerza es transferida por adherencia. Los alambres que sujetan a las piezas se cortan cuando el concreto está preparado.

Si están interesados en adquirir estos prefabricados de concreto en Monterrey, como la empresa de mayor volumen de producción y venta de losas prefabricadas en el país, contáctennos al (81) 8123 3029 o visítennos en Av. Lázaro Cárdenas #1810 Int. 4, Col. Del Paseo Residencial, Monterrey, Nuevo León.

Deja un comentario