¿Por qué usar muros de hormigón prefabricado para su nuevo taller? - Grupo Compre

¿Por qué usar muros de hormigón prefabricado para su nuevo taller?

La construcción de un almacén es en sí una promesa de un futuro próspero tanto para los empresarios como para su personal, debido a las posibilidades de ampliar las ventas, diversificar los productos y multiplicar los ingresos. Es importante que se lleve a cabo de forma adecuada y con materiales de calidad. Entre los últimos, destaca el muro prefabricado.

La construcción de un almacén grande es todo un reto, no obstante, es posible hacerlo con muros prefabricados, que incluso se muestran superiores a los muros convencionales, cuya demanda disminuye a medida que más equipos de construcción, planificadores y arquitectos descubren las ventajas de los prefabricados para las naves industriales. Descubran por qué deben optar por este material e instalarlo con ayuda de expertos.

Estructuralmente eficiente y seguro

El muro prefabricado es una excelente opción, especialmente cuando se buscan grandes proyectos. Se diseña y construye específicamente para soportar bien las cargas, lo que disminuye la necesidad de soportes y columnas adicionales dentro de la estructura interna del almacén. Pesa muy poco, lo que reduce el volumen de material estructural requerido y la profundidad de cimentación.

Su ligereza no compromete su resistencia, lo que implica seguridad. Tal combinación permite construir edificios de hasta 70 pisos con él, lo que es menor en comparación con la altura estándar de almacenes, que es de 20 metros de altura. El material presenta excelente uniformidad, lo que permite construcciones densas capaces de disminuir las vibraciones en toda la edificación, es por ello que también es ideal para plantas industriales, salas de concierto, canchas deportivas, entre otros.

Prefabricación y preinstalación

Un muro prefabricado permite a los equipos de construcción preinstalar elementos indispensables para los servicios públicos. Los fabricantes los diseñan con algunas inclusiones, como líneas eléctricas, de comunicación, tuberías, ventanas, entre otros.  Esto garantiza el acceso a los servicios y otros elementos inmediatamente después de culminar la obra. No tendrán que esperar un largo proceso para estrenar su almacén y percibir sus beneficios.

Resistencia climática

Son capaces de resistir daños causados por inundaciones, escombros arrastrados por fuertes corrientes de viento, filtraciones por lluvia, entre otros. Incluso, se usa mucho en los países del norte por su resistencia a muchos ciclos de congelación y descongelación, a diferencia de otros materiales, que se desmoronan y deterioran a medida que se expanden y contraen. Es ideal si piensan instalar el almacén en un lugar alejado y con mayor exposición a las contingencias climáticas.

Eficiencia térmica

La construcción de almacenes demanda características únicas, como la capacidad de mantener el calor en el interior durante los meses fríos y mantenerlo fuera durante el verano. Si se instalan adecuadamente los muros prefabricados, garantizar la eficiencia térmica, lo que impacta en los costos de construcción y uso. El hormigón utilizado en ellos es más denso y menos conductor térmico, por tal motivo, no mueve el calor y disminuye los gastos mensuales en sistemas de acondicionamiento.

Ignífugo

Si se combina con aislamiento y se construye adecuadamente con paneles adecuados en los techos, los muros prefabricados de concreto limitan la propagación de un incendio en otras habitaciones. El material en sí no se incendia, tampoco se derrite o gotea a menos que se usen ciertos aditivos, especialmente en la parte superior.

En caso de fuego, el hormigón utilizado evita que ocurran daños notables. Los únicos daños que llegan a ocurrir son estéticos, pero no estructurales, además pueden solucionarse con una pequeña limpieza, resanar huecos o aplicar nuevas capas de color.

Resistencia a químicos

Otra protección elemental es su alta resistencia a la exposición química y al óxido. Esto los vuelve ideales para almacenes donde se depositen productos químicos, de limpieza, barriles de petróleo y combustible, entre otros o donde haya alta humedad relativa para garantizar óptimas condiciones de los productos. En caso de que ocurran daños, como derrames químicos, puede reemplazarse el panel afectado.

Tampoco presenta daños en zonas cercanas al agua. Sus barras internas de refuerzo no se exponen a la humedad por la excelente densidad y resistencia del hormigón. También resiste a muchos microbios comunes en los sistemas de suministro y desagüe, lo que inhibe la descomposición del material.

Disminución del ruido

El proceso usado para fabricarlo y su densidad los vuelven excelentes materiales si desean la máxima privacidad y aislamiento acústico. El hormigón prefabricado tiene la capacidad de absorber o desviar el sonido, por lo que algunos lo consideran un material acústico inteligente. Podrán eliminar ruidos de carretera en exteriores e incluso disfrutar de música ambiental de forma nítida y limpia mientras el personal maneja sus existencias y equipos de manutención.

Personalizable

Muchos dicen que el proceso de moldeo de prefabricados no permite que sean personalizables. Se trata de un error, ya que los fabricantes pueden construir los moldes según el gusto de los clientes, además pueden incluirse aditivos y otros materiales para proporcionar un color y apariencia específica.

Si desean este u otros materiales para construcción en Monterrey, que sean prefabricados para construir su almacén, contacten a los expertos de Compre. Marquen al (81) 8123 3029 o complete nuestro formulario.

Deja un comentario